Atacama Kozan y su contribución al desarrollo económico y comunitario de la Región de Atacama.

Atacama Kozan es una empresa chileno- japonesa que tiene una importante presencia en la mediana minería, con producción de concentrado de cobre de alta pureza en la Región de Atacama. Sus instalaciones están
ubicadas en la comuna de Tierra Amarilla, donde la compañía se esfuerza por tener excelencia en seguridad y se preocupa de la comunidad en la que está inserta, así como del medioambiente. Por esto, la Sociedad Nacional de Minería le otorgó este año el premio en la categoría de mediana minería, por ser un ejemplo en su sector.
Rodrigo Albornoz Encalada, subgerente general de SCM Atacama Kozan, quien lleva 16 años en la empresa, cuenta qué los que caracteriza y cuáles son sus desafíos a futuro.

¿Qué significa para ustedes el premio Sociedad Nacional de Minería 2018 en la categoría de mediana minería?

Cada reconocimiento en la vida de una empresa es importante, ya que marca un hito en su historia. Esto viene a ratificar el trabajo bien hecho durante estos 16 años de operación. Además, es un aliciente para continuar en esta senda e ir mejorando constantemente.

¿Cuáles son algunos de los aspectos más importantes para ustedes como minera?

Somos una empresa chileno–japonesa, con un sello regionalista que nos destaca. El 100% de nuestras empresas colaboradoras sonderegiónyel98%delostrabajadores reside en Atacama, incluida la dotación de trabadores japoneses.
Otro aspecto relevante, como lo hemos definido de manera corporativa, es que creemos que la seguridad es un valor de vida. La minería conlleva altos riesgos, por lo que desde hace ya algunos años nos hemos enfocado en los temas de seguridad, tanto así que los definimos como un pilar fundamental en nuestras operaciones, al igual que en nuestro día a día.
Además, reconocemos como valores propios de Atacama Kozan el compromiso con nuestro entorno, con nuestros trabajadores y con la comunidad que nos rodea.

¿Cómo es la relación que tienen con la comunidad de Tierra Amarilla?

Entendemos que la relación con la comunidad es fundamental y que contribuir al desarrollo de la Región de Atacama es un factor que está directamente relacionado con la maximización del valor de nuestra empresa. No solo el ámbito financiero es importante, sino que también el posicionamiento por medio de la validación ciudadana como empresa inserta en la comunidad.

¿Cuáles son sus políticas de relacionamiento comunitario?

Para nosotros es de vital importancia aportar al desarrollo de la comunidad, y lo declaramos en nuestras políticas de vinculación con el medio. Entregamos herramientas que permiten que este desarrollo exista en forma real. Lo hemos definido en dos importantes focos: primero, por medio de la educación, donde jóvenes estudiantes de liceos técnicos forman parte de un programa dual en nuestra empresa; y, segundo, a través de cursos de capacitación de distintas disciplinas para mujeres jefas de hogar, que en el futuro se convierten también en mujeres emprendedoras.
¿Y su relación con el medioambiente?
Una empresa que no entienda el medioambiente como parte del día a día de su operación va directo al fracaso. No hablamos solo del ámbito financiero, sino también de la visión de la sociedad sobre temas medioambientales, pero asimismo de cosas simples como el manejo de basuras, residuos alimentarios, el apoyo a la comunidad, entre otros.
La incorporación de sistemas de minería modernos a nuestra operación, como lo tenemos planificado en el corto plazo, conlleva ser más responsables con el medioambiente, a pesar de tener un costo más elevado.

¿Qué proyectos están desarrollando?

Actualmente nos enfrentamos a la aprobación de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la continuidad operacional de Atacama Kozan por 17
años, la cual incluye un tranque de relave filtrado que implica un ahorro de agua fresca. Hoy, utiliza 67 litros por segundo y pasaría a 35 litros por segundo. Dejar de utilizar 32 litros por segundo es algo fundamental para la región y sus cuencas. Si bien este sistema es de un mayor costo operacional, la visión de los dueños es tener un proyecto a la vanguardia de la tecnología e inserto con los nuevos tiempos de producción amigable.

¿Cuáles son algunas de las principales dificultades que han enfrentado como mediana minería?

Primero, la permisología para enfrentar nuevos proyectos que den continuidad a las operaciones. Sabemos que en la mediana minería somos comparados y calificados con las mismas reglas que la gran minería. La diferencia más importante es que la primera es un aporte directo a las comunidades donde se encuentran emplazadas, mientras que la segunda a veces se encuentra en lugares donde hay campamentos y la población productiva no está inserta en la comunidad, sino que viaja. Por lo tanto, nuestro sector es un apoyo concreto a la economía local.
¿Qué esperan para el corto plazo?
Consolidación del sector en la región. Esto es posible con la modernización de Enami, el principal acreedor. Con esta modernización podemos asegurar no solo la venta de nuestro producto, sino que también colocar a la minería chilena a nivel mundial, tanto en temas medioambientales como en la recuperación de elementos minerales que hoy no son recuperados.

“Este reconocimiento de SONAMI ratifica el trabajo bien hecho durante estos 16 años de operación. Además, es un aliciente para continuar en esta senda e ir mejorando constantemente”

¿Cuáles son algunas de sus preocupaciones que les gustaría se enfrentaran o cambiaran?

Dentro de los anhelos que enfrentamos como industria, nos falta crear conciencia a nivel país de la importancia de la minería. Esto va mucho más allá de un sector o una región minera, es dimensionar el país minero que somos y el motor económico
que significa esta actividad, para así hacer propia la identidad minera de Chile.
Otro aspecto importante, que tiene relación con la concreción de esta realidad, son los trámites que implica el desarrollo de proyectos mineros y el tiempo que muchas veces tardan las resoluciones de estos, para disminuir los tiempos
de los procesos. En Atacama, se ha creado la instancia de reunir los sectores empresariales mineros con las autoridades locales y nacionales para, juntos, conocer y avanzar en materias de inversión, con responsabilidad y compromisos. Esto, sin duda, es trascendental para el desarrollo de la región y del país./BM

Publicado por: Boletín Minero (SONAMI)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *